julio 23, 2011

¿Fidelidad sobrevalorada?

Posted in Hombres, Infidelidad, Mujeres, Pareja, Reconquista a 11:48 am por otrocuento

Desde mi crianza dentro de un hogar medianamente conservador, tuve la idea de valorar la fidelidad dentro de la pareja.

Al llegar mi despertar sexual, a edad muy temprana, no manejaba siquiera el concepto de pareja… era más bien una relación de amistad, en la que hacíamos cosas que al parecer no eran correctas o no debían ser vistas por los demás.

Cuando comencé a tener amigas con las que me besaba, en público, recién comprendía de que se trataba eso de tener una pareja… y la verdad es que no me parecía mal.

La primera pareja oficial, venía de una familia mucho más conservadora que la mía, y por tanto miraban la fidelidad y la exclusividad de la pareja como algo casi intocable. Aunque yo sabía que un par de sus hermanos/as no eran fieles a sus respectivas parejas. Sabrán que a esa edad, las reconsideraciones de los valores llegan como el agua al mar, y en vista de los hechos conocidos… pues no había otro camino que seguir.

Mis relaciones continuaron en su senda no pecaminosa, y era fiel a mis parejas oficiales. Sin embargo, todas se atrevieron a cuestionarlo.

Al pasar el tiempo, me dí cuenta que algunas mujeres toman la infidelidad como un juego. Para ellas, salir con otras personas como si de sus parejas se tratase era casi normal. Aunque por sus caras se notaba que lo disfrutaban más que con sus parejas… sí, yo conocía a sus parejas. Hasta a los hijos.

Un tiempo atrás, en estado de soltería, recibí la visita de una conocida con la que nos teníamos ganas hace tiempo ya. Un par de llamadas bastaron para que acordáramos vernos.

El asunto es que mi ex seguía en mi mente, y eso pudo más que mis ganas de intimar con aquella amiga, que hasta me regaló su bien formado cuerpo en su mejor tenida de Eva.

Ahora, hace un rato ya de eso, me preguntan si creo en la fidelidad del hombre. Claro que creo, pero no es necesariamente porque el hombre ame a su pareja. Y es que esa cosa del amor y la fidelidad la siento sobrevalorada. Es imposible que consigas estar toda tu vida comiendo del mismo plato y los mismos ingredientes. A pesar de que puedas variar la receta, es bueno variar y tratar de cubrir todos los grupos alimenticios 😉

¿tú qué opinas? ¿eres fiel? ¿lo seguirás siendo? … ¿te gusta ser infiel?

NOTA: no te aproveches de lo que digo aquí para engañar a tu pareja. Esto es solo una reflexión personal que no tiene que ser necesariamente compartida por todos. Si deseas engañar a tu actual pareja, hazte responsable de tus actos y sus consecuencias.

julio 28, 2007

Inicio de la serie

Posted in Cosas de la vida, General, Historia, Hombres, Mujeres, Pareja, Reconquista, Recuerdos, Reflexiones a 8:38 pm por otrocuento

Holas,

mucho tiempo que no pasaba por acá. Han ocurrido muchas cosas dignas de ser posteadas, pero tengo una carga de trabajo que no soporta post en ningún blog al que estoy asociado… no pierdas tiempo, uso distintas identidades.

Este post es para dar inicio a una serie de publicaciones respecto a la reconquista de una mujer. Les describiré el escenario y luego partiremos con la serie.

José y Fernanda terminaron en un negro 11 de marzo del año más negro que José había podido vivir. Desde ese entonces tuvieron unos encuentros ocasionales en que hubo mucho, mucho cariño.

José, en su onda, intentaba olvidar el cariño que tenía a Fernanda, pero le era imposible. Comenzó rápidamente a salir con una antigua amiga. La amistad se sucedió de buena manera; salían a distintos lugares, compartían sus días en línea, comentaban y veían algunas películas, reían de las simplezas de la vida y
compartían sus penas de amor y odio.

Por otro lado Fernanda no entendía las razones de José, al decirle que no volvería jamás con ella. Sufría casi en silencio y se dedicó de lleno a su trabajo para tratar de olvidar ese mal amor. Intentó un par de veces con otras personas, pero no tuvo buenos resultados, tal vez debido a lo que sentía por José. A pesar de volcar todo su tiempo en el trabajo, no recibía las recompensas que cualquier mortal esperaría de su abnegada labor.

Llegado el momento, Fernanda comenzó una nueva relación y José se daba cuenta de lo mucho que la quería y necesitaba.

Su reencuentro era muy probable, ambos seguían sintiendo mucho por el otro y comenzaron a verse nuevamente, aún a muy pesar de Fernanda que pensaba que José solo la utilizaba para sus deseos carnales.

otrocuento