agosto 18, 2006

encuentro en el cajón del maipo

Posted in Calle, Cosas de la vida, Mujeres, Recuerdos, Sexo a 12:18 am por otrocuento

Rubia, ojos claritos muy lindos, bonita figura, labios jugosos y una lengua juguetona y larga. Fogosa como pocas, pero lo ocultaba a toda costa. Eso era una de las tantas cosas que me gustaban de esa relación. Era una señorita socialmente, pero en la cama ( o cualquier otro lugar que sirviera para el propósito ) era casi una amazona.

El camino al volcán conoce de sus habilidades. Una vez en dicho lugar casi muero ahogado, mejor dicho sofocado. Hace tiempo que no nos veíamos y decidimos salir a dar un paseo después de un par de días de conversar.

Ella me había desafiado… yo no sería capaz de “hacerla caer” en mis jueguitos. Se equivocó y ese día cayó en mi juego y en mi auto. Ambos sabíamos o presentíamos al menos, que iba a suceder. Sin embargo ninguno de los 2 dijo palabra alguna al respecto, hasta que estábamos en el asiento trasero y era imposible ver hacia afuera.

Se abalanzó sobre mi después de una ardua sesión de besos y caricias. Como pudo me arrebató el pantalón y se montó sobre mi. Me costaba respirar debido a su cabellera que caía sobre mi cara impidiendo la oxigenación adecuada para tales lides. Era increíble como se ponía a punto en tan poco tiempo. Un par de veces pedí respiro y trataba de acomodarme en mi nuevo escenario para las artes amatorias. Era casi imposible.

Sin preservativo y a mil por hora concluímos lo que tanto habíamos esperado en silencio. Claro que con la falaz precaución de finalizar el acto fuera. Me preocupaba como iba a limpiar, pero me sorprendió encargándose ella misma de la limpieza… incluso con parte de sus ropas.

Al finalizar, sus palabras que aún recuerdo.

“no digas nada… caí igual”

otrocuento